Septiembre 20, 2021

VECINOS DE PUERTO WILLIAMS SOLICITAN SER ESCUCHADOS POR LAS AUTORIDADES

A través de la presente declaración, organizaciones sociales, agrupaciones, residentes, vecinas y vecinos civiles de Puerto Williams en la isla Navarino (Cabo de Hornos, Provincia Antártica), exigimos ser escuchados por la intendencia y ser tomados en cuenta al momento de seguir combatiendo la lamentable pandemia que nos asola. Solo a través de vacíos eslogans se nos insta a cuidarnos y trabajar en conjunto, sin embargo a la hora de tomar acciones para la protección de nuestra comunidad, no se toma en consideración nuestros conocimientos de la realidad local, mucho más profundos que los de quienes adoptan estas decisiones.

Ya van más de seis meses de pandemia y quienes nos gobiernan siguen desestimando nuestras demandas y, peor aún, siguen sin tomar en consideración el esfuerzo que hemos desplegado todo este tiempo al velar por nuestra salud y sobre todo por la de los más antiguos, personas únicas de este territorio, en particular quienes pertenecen al pueblo Yagán. A esta sordera se suma la inoperancia que genera encontrarnos bajo el mando de las fuerzas armadas cuando enfrentamos una emergencia de salud. Esto solo produce más líos, burocracia y desinformación para resolver los problemas que se suscitan.

Ante las decisiones que han sido adoptadas y anunciadas por quienes lideran el conjunto de instituciones a cargo de enfrentar la emergencia en nuestro territorio, queremos señalar lo siguiente:

  • Rechazamos absolutamente la posible llegada de vuelos chárter con trabajadores de empresas particulares y/o mandatadas por el Estado, provenientes de la ciudad de Punta Arenas. Dicha ciudad actualmente enfrenta la más deplorable situación de pandemia en el país, con niveles de contagio inauditos. Como comunidad de Puerto Williams no vamos a aceptar que se nos siga denostando, exponiéndonos a este gran riesgo, a quienes llevamos meses resguardándonos con todas las carencias y limitaciones que implica no poder salir de la isla Navarino durante todo el año. Es más exigimos que se pueda cerrar la isla, minimizando al máximo el ingreso de personas no residentes, ni de personas vinculadas a lo que han llamado actividades “esenciales”, cuyo criterio es a lo menos discutible. Han sido las llamadas actividades “esenciales” las que han llevado a Punta Arenas a un verdadero desastre sanitario.
  • Exigimos que se revoque la incompresible y centralista decisión de alargar el toque de queda a partir de las 20 horas. Es una decisión que carece de todo fundamento, más aún si nuestra comuna esta clasificada en Paso 3. El toque de queda es una medida totalmente arbitraria, cuya vigencia no se justifica pues no hay casos activos y el peligro para la salud pública no puede sustentarse si no existe la posibilidad cierta de contagiar a otra persona. Además, el peligro es mayor durante el día, donde existe mayor flujo de personas. Adelantar el comienzo del toque de queda obedece a un acto centralista que aparentemente se aplica por añadidura a nuestra localidad, porque no hay antecedentes que hagan cambiar las circunstancias que

existían en la isla cuando empezaba a las 23.00 hrs. Asimismo, ha quedado demostrado en estos más de 6 meses que parece no tener mayor efecto en el control de los contagios, siendo las llamadas “actividades esenciales” dónde mayoritariamente se ha propagado el virus, al menos en la Región de Magallanes. Por estos motivos exhortamos a poner termino al toque de queda que afecta nuestras calidad de vida en el contexto de la insularidad.

  • Demandamos que se reanuden las reuniones entre el Comité de Emergencia (COE) y las organizaciones sociales, las cuales llevan suspendidas arbitrariamente desde el 10 de septiembre. Estas reuniones es donde se puede consultar y dialogar respecto a la situación local por la pandemia. En este periodo se produjo además la renuncia del director del hospital, seguida de la renuncia el encargado de Barreras Sanitarias locales. En reemplazo de éste último se contrató a una persona que NO es del área de la Salud (nunca supimos del concurso público), a cargo de la barrera Sanitaria de nuestra localidad. Hasta la fecha, este cargo no cuenta con una oficina a la cual recurrir, a pesar de su relevancia.
  • Exigimos claridad respecto a los procedimientos y protocolos de acceso a la isla. Solo tenemos la certeza de que en las últimas semanas se han adoptado medidas más coherentes y restrictivas, a raíz de nuestra permanente insistencia. Esto puede peligrar ahora que se ha iniciado el acceso por dos vías, aérea y marítima, sobre todo cuando las obras planificadas (centro subantártico, muelle multipropósito, rampa) no son esenciales para los residentes, donde sólo por sentido común se debiera esperar hasta que la tasa de contagios disminuya en Punta Arenas. En este sentido, tal como es cuestionable el criterio de lo que se ha llamado “esencial”, exigimos que se aclare y transparenten los criterios que definen lo que es ser residente frente a las necesidades de traslado de la población.

Instamos a la nueva intendenta a acoger nuestras inquietudes y demandas y esperamos poder tener un encuentro vía telemática para abordar estas situaciones a más tardar al día viernes 9 Octubre. En lo inmediato, es totalmente urgente que se termine con el toque de queda.

Junta de Vecinos nº1 de Puerto Williams

Comité de Cultura de Puerto Williams

Comunidad Yagán de Bahía Mejillones

Agrupación de pequeños ganaderos “El Baqueano”