CRÓNICA

Escasa normalidad de horarios en pasos fronterizos tiene preocupado a la Cámara de Turismo de Última Esperanza

El turismo en Puerto Natales y Torres del Paine no puede avanzar aferrándose a esperanzas, los empresarios turísticos además de mucha fe han puesto fuertes inversiones para iniciar la temporada turística con esfuerzo y trabajo gremial, sin embargo, todo este empeño se aprecia en vano al observar las cifras de visitantes que ha recibido durante los meses de agosto y septiembre el Parque Nacional Torres del Paine, las que comparativamente con el año anterior no han aumentado.

La baja frecuencia de vuelos y valores de pasajes inalcanzables desde el resto del país hasta Magallanes han desmotivado a los turistas nacionales por llegar a este destino. Se suma a esta situación, la escaza conectividad aérea directa hasta Puerto Natales que afecta las pernoctaciones en este centro de servicios turísticos. Se requiere sin duda gestiones de apoyo a la reactivación para avanzar en normalizar los servicios y llegar a lo que se tenía antes de la pandemia.

En la vecina ciudad de El Calafate se recibirán 31 vuelos en la semana a partir del mes de octubre. Cabe señalar que iniciaron conexión hace un tiempo atrás con Brasil con un vuelo a la semana, actualmente tiene dos y se suma desde octubre la ruta que conecta Calafate-Córdoba y Brasil. Según relatan los empresarios de turismo de El Calafate y El Chaltén “están completos para toda la temporada” sacando cuentas satisfactorias. Todo esto ocurre mientras las fronteras que nos unen como destino binacional mantienen horarios restrictivos.

Adriana Aguilar Lagos, gerente de este gremio indica que “se valoran los avances, pero no son suficientes. La gran cantidad de empresas turísticas con las que cuenta Puerto Natales y Torres del Paine aún no logran despegar, especialmente las empresas que no han podido realizar promoción porque la pandemia los dejo muy endeudados. Está todo operativo, todos los servicios y productos están esperando la llegada de visitantes que a esta fecha no ha logrado superar los números que se tenían el año pasado. El turismo avanza de la crisis sanitaria y se sumerge en una crisis de voluntades políticas (…) Para mejorar la empleabilidad del sector turismo se necesitan más apoyos del gobierno y gestiones que permitan aprovechar mejor la temporada 2022 – 2023″.

About The Author