Junio 22, 2021

MICROBUSERAS FUERON LAS CAMPEONAS DEL CAMPEONATO FEMENINO DE TRANSICIÓN

Santiago Morning es el tricampeón del fútbol nacional femenino. El conjunto ‘bohemio’ se impuso a Universidad de Chile por 2-0, en la final del Transición disputada en el Sausalito de Viña del Mar.

El trámite del juego se inclinó rápidamente a favor de las microbuseras, quienes se hicieron con la posesión y dominaron, a través del juego asociado, a las Leonas. El conjunto estudiantil, acostumbrado también a imponerse a sus rivales mediante el toque de balón, apostó durante los primeros minutos a los contragolpes, aprovechando los espacios que dejó la zaga del ‘Chago’ en ciertos pasajes.

De hecho, la primera ocasión clara fue en favor del cuadro azul: a los 6’, la defensora Ámbar Soruco se complicó, perdió el balón ante la arremetida de Yael Oviedo y, ante esto, decidió cometerle infracción, cuando la argentina se iba sola para enfrentar a la portera Ryan Torrero. En una polémica decisión, la jueza del cotejo decidió mostrar solo tarjeta amarilla a la lateral derecha.

La U continuó desdibujada. La pareja de centrales conformada por la ‘Jefa’ Carla Guerrero y Fernanda Ramírez sufrió con la explosividad y el talento del trío ofensivo del Morning, compuesto por Paola Villamizar, Daniela Pardo y Yenny Acuña. Fue esta última, justamente, quien abrió la cuenta a los 13’, anotando uno de los mejores goles del Transición Femenino. La atacante se metió en el área azul, se acomodó hacia el sector derecho y definió con una rabona espectacular, que se clavó arriba y que sorprendió a la arquera Zúñiga.

Tras esto, la reacción tampoco llegó. El cuadro laico intentó de forma tímida y, preferentemente, a través de los pelotazos largos, que no incomodaron a las ‘bohemias’. La generación de juego fue escasa y la idea de salir tocando desde atrás tampoco funcionó, porque el ‘Chago’ aprovechó de presionar la zona defensiva y complicar a las Leonas.

En el complemento, el empate fue evitado por Torrero. A los 55’, Daniela Zamora envió un centro flotado desde el sector derecho que fue cabeceado de gran forma por Oviedo, pero esto solo permitió el lucimiento de la portera ‘microbusera’, que salvó a su equipo en lo que habría significado la igualdad. Y, en la jugada siguiente, Karen Araya pudo aumentar, pero Fernanda Ramírez sacó el balón de la línea y salvó a la U.

En los 81’, Morning, volvió a tener el segundo, tras una jugada personal de Javiera Roa que terminó con un remate al travesaño. Sin embargo, tanto buscar significó un premio. A los 86’, Karen Araya le pegó con borde externo y realizó una vaselina a la portera azul, que no pudo hacer más que mirar cómo las ilusiones de título se escapaban en ese gol.

Al final, a Las Leonas siempre les faltó claridad en el último tercio del campo, situación motivada por el agobio que causó el ‘Chago’ en las jugadoras azules. Además, la presión que significó ir en desventaja por primera vez en todo el certamen, también influyó en el juego del cuadro laico, que se desordenó en varias ocasiones.

Por otra parte, el Morning demostró por qué es el mejor equipo del fútbol nacional. No deslumbró, pero hizo lo necesario para anular a un cuadro que había apabullado a gran parte de sus rivales y que, hasta hoy, se encontraba invicto. El ‘Chago’ selló su tricampeonato.

Fuente: AS