Noviembre 29, 2021

ALCALDE PROTOCOLAR RENUNCIA A SU CARGO LUEGO DE ENTERARSE QUE SERÁ CANDIDATO A CONCEJAL, PESE A QUE SU CANDIDATURA FUE RECHAZADA EN PRIMERA INSTANCIA POR SERVEL

¡que sí!, ¡que no!, que nunca te decides… comenzó diciendo a través de una publicación en su red social de Facebook, el actual concejal por Punta Arenas y alcalde protocolar, Juan Pablo Draguicevic, el ahora candidato a la concejalía de la ciudad, se había inscrito hace algunas semanas, pero en primera instancia el Servel le había rechazado su solicitud.

Lo anterior, debido a que Draguicevic, no llevaba más de seis meses desvinculado de su ex partido político (Democracia Cristiana), y se inscribió como candidato independiente en el subpacto que compone la DC, PRO y ciudadanos.

En la oportunidad, el concejal que reemplazara a José Aguilante ante su renuncia al cargo, indicó que “el Servel está en deuda con la democracia del país, en las elecciones pasadas también me pusieron una observación, apele y hasta ahora no tengo respuesta y así existen varios casos, y llevamos 4 años y medio de la última elección”, comentó Draguicevic.

Ante la salida de Patricio Santamaria y la llegada de Andrés Tagle, como presidente del Servel, Juan Pablo Draguicevic, expresó que “el cambio de un cargo tan importante a menos de dos meses de una elección tan significativa para Chile, es una pésima señal que se le entrega a la comunidad”.

Durante la mañana de este martes, 23 de marzo, el ahora otrora alcalde protocolar presento su renuncia a la Secretaria Municipal, quien deberá realizar el trámite correspondiente para corroborar la salida del kinesiólogo de profesión y otorgar el cargo al concejal, Mauricio Bahamondes, quien tendrá este deber hasta el 12 de abril.

Finalmente, ante esta sorpresiva inscripción de su nombre en la papeleta del 10 y 11 de abril, comentó que desde ahora comenzará el trabajo de su pretensión a la concejalía de Punta Arenas, principalmente a través de redes sociales y que al igual que la vez pasada su candidatura estará inspirada en seguir trabajando para el Punta Arenas de 30 o 40 años más.