Septiembre 16, 2021

BLURIVER Y ENTREVIENTOS SE UNEN PARA COLABORAR CON LA ESCUELA DELLAMIRA REBECA AGUILAR

Durante los dos últimos años, la colaboración con los vecinos del sector de Barranco Amarillo ha sido una prioridad para las empresas BluRiver y Entrevientos, que nuevamente se unieron para apoyar a la Escuela Dellamira Rebeca Aguilar.

Esta vez, el aporte consistió en 13 tablets, que serán entregados a niñas y niños que no contaban con los implementos para conectarse a las clases virtuales que está impartiendo el establecimiento.

“La pandemia nos ha llevado a una forma de impartir clases que es distinta. Para apoyar las clases online colaboramos con unas tablets, para que los chicos que no tienen conexión puedan estar en clases y tener acceso a la educación igual que todos los niños”, comentó Ignacio Covacevich, Gerente Salmones BluRiver.

En tanto, John Mateo, gerente de Entrevientos manifestó: “estos son tiempos muy difíciles para las familias, particularmente para las familias de este sector, y nosotros en conjunto con BluRiver quisimos colaborar, y estamos muy contento por ello. Sé que los niños lo agradecerán, les vamos a facilitar un poco más la vida”.

Una de las beneficiadas fue Monserrat Fernández, que al recibir esta herramienta tecnológica destacó: “Antes me conectaba con el celular de mi mamá, pero a veces se descargaba y no podía estar en toda la clase. Ahora creo que esta tablet durará muchos años”.

Asimismo, Lucas Carrasco, explicó: “Antes me conectaba con mi tablet viejita, que ya tiene muchos años, que usaba para jugar y para mis clases. Ahora voy a usar esta tablet para las clases online”.

Una ayuda que también beneficiará a la pequeña Josye Paillán, que se tenía que conectar con el celular de su mamá Karin Raipane. Al recibir el tablet, la apoderada de la escuela manifestó: “siempre he estado con ella en las clases, pero igual a veces tenía que salir, y tenía que dejarle mi celular y era complicado. Ahora el tablet será una gran ayuda, ya que será más fácil conectarse”.

Finalmente, Julia Vargas, directora escuela Dellamira Rebeca Aguilar, afirmó: “el acceso que ellos tienen a estos artefactos es complejo, más aún cuando los padres están sin trabajo y les cuesta adquirir estas herramientas para que ellos puedan estudiar y estar con sus compañeros en las clases virtuales. Este es un gran aporte y estamos muy agradecidos como comunidad educativa”.