CRÓNICA

¿Cómo cuidar a nuestra mascota este Año Nuevo?

La noche de Año Nuevo es una de las más esperadas, ya que para los humanos resulta ser una fiesta de alegría y celebración, pero para las mascotas puede ser algo realmente traumático. Los fuegos artificiales son una tortura para muchos animales.

Ante este escenario tan poco amigable con ellos, debemos tomar medidas y así evitar malos ratos, traumas e incluso, que intenten escapar despavoridos.  “Los fuegos artificiales afectan a perros y gatos de varias formas. Tienen una sensibilidad auditiva muy alta y responden a estímulos como la luz y estruendo”, señala la veterinaria Constanza Quinteros de Ludipek, y agrega que el estruendo puede generar ansiedad, la que aumenta si el sonido genera vibraciones que pueden percibir a través del suelo, provocando una incomodidad extra.

Las mascotas pueden reaccionar de diferentes maneras, siendo los aullidos y maullidos, ladridos o esconderse, los más comunes. Pero la veterinaria explica que también pueden agitarse, presentar temblores o querer escapar. “Es recomendable tomar medidas que ayuden a mitigar el estrés de las mascotas. Podemos prepararnos antes creando un ambiente seguro y tranquilo,  lo que puede ser clave para ayudar a superar situaciones de estrés”, señala la especialista.

  • QUÉ PUEDE AFECTAR A LAS MASCOTAS EN AÑO NUEVO

La veterinaria de Ludipek resume qué es lo que le podría afectar a las mascotas y por qué:

Ruido fuerte: Los fuegos artificiales generan sonidos muy fuertes y repentinos que pueden ser aterradores para las mascotas. Los oídos de los perros y gatos son mucho más sensibles que los de los humanos, por lo que los sonidos estridentes de los fuegos artificiales pueden resultar abrumadores y causar ansiedad extrema.

Luces brillantes: Las luces parpadeantes y brillantes de los fuegos artificiales también pueden desconcertar y asustar a las mascotas, especialmente a aquellas que son sensibles a la luz.

Olores y humo: Algunos fuegos artificiales pueden generar olores y humo, lo cual puede ser otra fuente de preocupación para las mascotas, que tienen un sentido del olfato más agudo que el de los humanos.

Vibraciones: Las vibraciones producidas por los fuegos artificiales, especialmente aquellos de gran envergadura, también pueden afectar a las mascotas. Estas vibraciones pueden sentirse a través del suelo y causar incomodidad adicional. 

  • RECOMENDACIONES

Si quieres mantener a tu mascota tranquila y segura durante la noche de Año Nuevo y en otras celebraciones ruidosas es recomendable considerar algunos aspectos.

·  Destina un lugar para que tu mascota se mantenga alejada del ruido y pueda estar tranquila. Lleva sus mantas, cojines y juguetes para que resulte familiar.  En la medida de lo posible, intenta acompañarla, sobre todo cuando se sienta el estruendo de los fuego artificiales.

·  Utiliza la tecnología para el bienestar de tu mascota. Existen canales de Youtube con contenidos para mascotas, también puedes recurrir a la música o asegurarte de cerrar puertas y ventanas para minimizar el impacto del ruido.

·  El cansancio a través de la actividad física es una excelente manera de combatir el estrés. Intenta realizar paseos previos más largos de lo habitual o realizar juegos que ayuden a generar un gasto mayor de energía.

  • LO QUE NO DEBES HACER

Uno de los errores más comunes frente a estas situaciones es castigar o regañar a las mascotas, sin considerar que sólo manifiestan la abrumadora molestia y ansiedad que les provocan los ruidos y luces de los fuegos artificiales.

Por otra parte, jamás mediques a tu hijo peludo sin consultar con un especialista. Algunos tranquilizantes y sedantes parecen ser la solución, pero lo que realmente ocurre es que disminuyen la capacidad de reacción de la mascota y baja su presión arterial. Sin embargo, la veterinaria Constanza Quinteros de Ludipek explica que, “en ese estado ellos aún pueden escuchar los ruidos y sentir miedo, pero no pueden manifestarlo. Es importante que todo medicamento sea recomendado por el especialista indicado y debe ser adecuado para su especie, tamaño y peso”.

About The Author